Periodismo Ciudadano y Complejidad

Ponencia en Expo-Elearning 2008. Barcelona 03 de Abril, 2008.


"Qualitative Study of Complex Dynamics of Citizen Journalism.
T
he University Educative Experience”
Hildaura Zulantay A.
hzulantay@uoc.edu
Programa Doctorado UOC
Gonzalo Plaza A. gonzaloplaza@vtr.net
Master en Educación por la U. Alcalá de Henares.

Abstract: This qualitative study is an approach to the understanding of the complex dynamic of citizen journalism and the process generated for a virtual community in formation. Two hundred seventy nine people send three thousand and two hundred eight notes, during ten months, to be published on the virtual diary. Reading the platform, the dates were collected from twenty three variables to generate three hundred and four records. The time series obtained were analyzed using common procedures in the study of dynamic systems in order to determine if the virtual community follow persistent, random or chaotic patterns. The results reveal highly random dynamics, few persistent dynamics and absence of chaotic dynamics for the different variables studied. Some implications of these findings are, for example, understanding the development process of a virtual community of the citizen journalism, the identity and relation with the reality, to understand the previous process that a virtual community lives of the citizen journalism before being influenced in the society with its products, from the education, the impact in the civil and state society, of the link the learning of the university classroom with the citizen journalism.

Key Words: Dynamic complex, chaos, random, persistence, virtual community.

Estudio Cualitativo de la Dinámica Compleja del Periodismo Ciudadano.
La Experiencia Educativa Universitaria”.

Resumen: Este estudio cualitativo es una aproximación a la comprensión de la dinámica compleja del periodismo ciudadano y a los procesos generados por una comunidad virtual en formación. Doscientos setenta y nueve sujetos envían tres mil doscientos ocho notas, durante diez meses, para ser publicadas en el diario virtual. Leyendo la plataforma fueron recogidos los datos de veintitrés variables para generar trescientos cuatro registros. Las series temporales obtenidas fueron analizadas usando procedimientos comunes en el estudio de sistemas dinámicos en orden a determinar si la comunidad virtual sigue patrones persistentes, azarosos o caóticos. Los resultados revelan elevadas dinámicas azarosas, escasas dinámicas persistentes y ausencia de dinámicas caóticas para las diferentes variables estudiadas. Algunas implicancias de estos hallazgos son, por ejemplo, comprender el proceso de desarrollo de una comunidad virtual del periodismo ciudadano, la identidad y relación con la realidad, comprender el proceso previo que vive una comunidad virtual del periodismo ciudadano antes de influir en la sociedad con sus productos, y desde la educación, el impacto, en la sociedad civil y estatal, del enlace del aprendizaje del aula universitaria con el periodismo ciudadano.

Palabras claves: Dinámica compleja, caos, azar, persistencia, comunidad virtual.

INTRODUCCION

Dinámicas Complejas y Comunidades Virtuales

El comportamiento humano virtual-real ¿será caótico?, ¿disperso entre el orden y el desorden?, ¿obedece al azar?. Un sinnúmero de interrogantes nacen ante la incertidumbre en que nos sumergen las tecnologías de la información, son éstas, a su vez, las que nos motivan a indagar en la dinámica compleja de comunidades virtuales, indagar a la luz de una ciencia nueva, interdisciplinaria e integradora, cualitativa y dialéctica”, la Ciencia de la Complejidad (Diegoli, 2008; Quezada, 2006; Navarro, 2007, Heath, 2000).

Las dinámicas complejas han sido aplicadas a estudios de entornos reales en disciplinas de las ciencias sociales desde la década de los 90; para ello se cuenta con “técnicas interesantes para estudios de procesamiento información humana en el marco de la psicología, el determinismo no lineal y las muestras no paramétricas (Heath, 2000). Hacia fines del siglo XX, investigadores de la virtualidad han considerado oportuna su aplicación en el ciberespacio (Woolgar, 2005).

En este marco de teorías, modelos y conceptos, se encuentran sistemas dinámicos persistentes (lineales), sistemas dinámicos caóticos (no lineales) y sistemas dinámicos azarosos (random, aleatorios). Los sistemas dinámicos persistentes son estables, predecibles, presentan un determinismo lineal y gráficamente se distinguen por órbitas estables en el atractor subyacente (patrón dinámico del sistema), estadísticamente sus correlaciones tienden a ser altamente positivas. Los sistemas dinámicos caóticos son predecibles e inestables, presentan un determinismo no-lineal y órbitas regulares en el atractor, sus correlaciones tienden a ser altamente negativas. Los sistemas dinámicos azarosos son impredecibles, no hay patrones de comportamientos, en el atractor sus órbitas son inestables, sus correlaciones tienden a ser cercanas a cero. (Arrieta & Navarro, 2007; Ceja, 2007; Navarro, 2007; Navarro et al., 2007, Heath, 2000; Quezada, 2006). Por exclusión se denomina impredecible a los elementos que no muestran patrones repetibles o no somos capaces de detectar con los procedimientos de uso. (Murillo, 1994).

Desde los sistemas complejos es llevada esta metáfora hacia las comunidades virtuales, las cuales son definidas como "agregación social que emerge de la red cuando suficientes personas llevan a cabo discusiones públicas de gran duración, con suficiente sentimiento humano, ...", " ... conjunto de personas que se conectan entre sí ... permiten a las personas de todo el mundo realizar conversaciones públicas..." (Joyanes, 1997). Por su parte Howard Rheingold describe a las comunidades virtuales como " ... una red electrónica autodefinida de comunicación interactiva organizada en torno a intereses o fines compartidos ... ". (Castells, 2001).

Las comunidades virtuales, desde la mirada de la cibersociedad, poseen características que le son definitorias; a saber:

  1. Interactividad. “La noción de interactividad se demostrará central para los asentamientos virtuales. Más allá, se verá que los asentamientos virtuales se pueden definir como un ciberlugar que está delineado simbólicamente por temas de interés y que en ellos se lleva a cabo una proporción significativa de las comunicaciones mediadas por ordenador en grupo, interactivas e interrelacionadas. Por lo tanto, la existencia de un asentamiento virtual demuestra la existencia de una comunidad virtual asociada”. (Vayreda & Ardèvol, 2007).
  2. Variedad de comunicadores. Para Baym, es difícil definir el número de integrantes que forman parte de una comunidad virtual. (Jones, 2003).
  3. Espacio público común. Según Paccagnella (1997), “espacio-público-común donde ocurre una parte importante de las comunicación mediada por ordenador en grupos interactivos de la comunidad. Es ampliamente conocido que las comunidades virtuales existen en el ciberespacio. Artículos que tratan de la comunidad virtual con frecuencia hablan de sus "habitantes”. (Vayreda & Ardèvol, 2007).
  4. Afiliación sostenida. Erickson (1997) sostiene que “las comunidades virtuales son conversaciones mediadas por ordenador, a largo plazo, entre grandes grupos". (Vayreda & Ardèvol, 2007).

Identidad y Realidad-Virtualidad

Son variadas las visiones de quiénes informan sobre el concepto de Identidad de una comunidad virtual y los elementos que le conforman. Baym señala que "... en sistemas que no son anónimos, ... las identidades son creadas de forma activa y colectiva por los participantes a través de la práctica comunicativa” (Jones, 2003). Las sociedades informacionales se caracterizan por la preeminencia de la Identidad como principio organizativo, siendo ella el "proceso mediante el cual un actor social se reconoce a si mismo y construye el significado en virtud sobre todo de un atributo o conjunto de atributos culturales determinados. Las relaciones sociales se definen frente a los otros en virtud de aquellos atributos culturales que especifican la identidad". (Castells, 2000). Walther y Burgoon sugirieron que “la intensificación creativa de la elección de nombres contrarresta los desorbitadamente altos niveles de incertidumbre". Myers escribió que “los nombres son transformados en marcas registradas, ... por los cuales sus usuarios son reconocidos como amigos o enemigos, por otro lado, también es vago y anónimo". (Jones, 2003).

Desde las ciencias de la complejidad, Prigogine señala que "el universo no es una identidad, todas las partículas no se reducen a una. Si tenemos identidad, no tenemos flecha de tiempo, y sin embargo, esta flecha existe, ... hay que encarar la naturaleza como una telaraña dinámica y cambiante ... ". (Briggs & Peat, 2005).

Danet (1999), contrarresta las ideas al decir que “el texto es una máscara” muchas veces, a pesar de dar a conocer la identidad, hay más engaño en el lenguaje y las ideas que en la persona misma. Sin embargo, para Jones (2003), la virtualidad, que en sus comienzos fue la opción de variar géneros y expresarse, hoy el mismo medio es el que da a conocer las expresiones de la vida real de quiénes cambian género. Kollock (1999), por su parte plantea que hay comunidades tipo medievales que están institucionalizadas, no son espontáneas, tienen a su vez un rol social de integración entre la ruralidad y las zonas urbanas, con los diversos matices que ello implica, transculturas, lenguaje, etc.; existe acción colectiva en un grupo que actúa colectivamente para provocar cambios sociales. Duval (1999), presenta conceptos que hasta cierto punto permiten un análisis parcial de estos temas, reforma, jugadores, la idea de juego, trasfondo de los problemas, diversidad y control social, intervención y herramientas para la resolución de conflictos. Desde el punto de vista contingente, Burkhalter (1999), indica que en algunos de estos casos la corporalidad se ausenta para entregar y comunicar ideas directa o indirectamente y solucionar conflictos del mundo real. Por el contrario, estos conflictos a veces nacen en la virtualidad por diferencias de pensamiento y la corporalidad se hace necesaria para resolver conflictos en presencia real (Smith & Kollock, 2003).

Desde otra perspectiva, tan heterogénea es la literatura en temas de realidad – virtualidad, como heterogénea son las comunidades virtuales estudiadas. Nacen interrogantes y afirmaciones en diversos autores, visiones que cambian a medida del avance tecnológico y la integración social hacia y desde Internet, éstas fluyen desde posturas integradoras a mesuradas, desde la polaridad a la fusión de ambos conceptos.

Respecto de la integración de los entornos real – virtual Joyanes (1997), señala “lo virtual es una fuerza, es energía, impulso real y activo”, "los mundos virtuales son también mundos en potencia, estos universos híbridos entremezclan lo real y virtual, lo potencial y lo actual, se alimentan de la vida intermedia de los lenguajes simbólicos, pero también de la vida de la realidad misma". Las tecnologías de información en la sociedad proveen cambios profundos en la estructura social, provocando impactos como "aumento de las libertades individuales y a la vez reducción de la privacidad del individuo", instando a reflexiones tal como “¿se puede dirigir, controlar y hacer que redunden en beneficio de toda la sociedad el desarrollo de las tecnologías de la información?”, "se puede considerar las comunidades virtuales como verdaderas comunidades sociales ... una persona mantiene relaciones reales pero sólo mediante entidades virtuales ... se produce una distribución nueva de los ámbitos públicos y privados".

Para Nettletlon et al. “los sistemas y flujos sociales virtuales que están surgiendo se están vinculando cada vez más con otras dinámicas sociales, hasta el punto que cualquier distinción útil entre ‘lo virtual’ y ‘lo real’ ha desaparecido”. Wittel et al. plantea que “los procesos sociales ‘en lo real’ y en ‘lo virtual’ se caracterizan cada vez más por el fenómeno de la conectividad”. Luego de varias cuestionamientos acerca del estado de la investigación científica en entornos virtuales, Woolgar (2005) enfatiza la regla, ”cuanto más virtual, más real”.

La postura moderada, cuidadosa, en la interpretación de lo real – virtual está representada por Castells y Woolgar. Para Castells (2000) la mirada crítica es esencial, enfatiza con claridad "¿Está favoreciendo Internet el desarrollo de nuevas comunidades, comunidades virtuales, o, por el contrario, induce al aislamiento personal, cortando los vínculos de las personas con la sociedad y, en último término, con su mundo real?", continúa indicando con certeza que "... todavía no está clara cuánta sociabilidad se desarrolla en estas redes electrónicas y cuáles son los efectos culturales de esta nueva forma de sociabilidad ...”. Woolgar (2005), corrobora esta tendencia reflexiva al observar que “las situaciones de entusiasmo o de crítica dejan poco espacio para las situaciones moderadas y mixtas que es posible que se correspondan con la realidad".

Atisbos de polaridad en los conceptos de entornos real – virtual, de igual modo son analizados por Woolgar (2005), "los usuarios de la tecnología tienen que ser vistos también en relación con otro grupo, aún menos visible - concretamente, el de los no-usuarios", " ... lo virtual es tan diferente y tan transformador que es diametralmente opuesto a lo real. Esto, a su vez, tiene la ventaja de pedirnos que repensemos lo que hemos estado dando por sentado sobre la entidad no cambiada", “la linealidad productor-texto-lector le sucede la conectividad no-lineal de las redes reales y los objetos virtuales en un tiempo y un espacio discontinuo”.

Es, precisamente, Woolgar (2005), quien llama al experto a realizar una aproximación más cierta y prospectiva en cuanto a sus objetos de estudio, llama a utilizar metodologías apropiadas para analizar estos temas que nos convocan.

Evaluación de Aprendizaje en Comunidades Virtuales

La evaluación de aprendizajes aplicados en plataformas virtuales cerradas es cuestionable, en lo general no ha logrado ser válida, esta se reduce a evaluaciones situadas, sus sistemas de medición no son replicables a variedad de entornos de enseñanza virtual; aún no se prueba, en sentido amplio, que los medios virtuales favorezcan el aprendizaje a nivel cognitivo, salvo algunas excepciones; sí está probado, en cambio, que los medios virtuales promueven el aprendizaje social, de comunicación y uso de recursos tecnológicos. (Olfos & Zulantay, 2007).

El medio virtual, paulatinamente ha diseñado modelos pedagógicos en torno al modelo socio-cognitivo; instancias manifiestas por diversas experiencias confirman un acelerado proceso de cambio y adaptación del aprendizaje-enseñanza en línea. Henri (2002), plantea que el aprendizaje está centrado en favorecer un aprender socialmente pertinente, estableciendo lazos de comunicación entre los estudiantes y ubicándolos en situaciones de la vida real. En la educación virtual la enseñanza está ligada a los logros del grupo, el cual elabora un producto colectivo de conocimientos. Coincidente con estos supuestos, el aprendiz toma un rol protagónico y el profesor-tutor es un guía. El modelo de aprendizaje es mediado, compartido y cooperativo, el trabajo de equipo es fundamental. (Sánchez, 1999).

La evaluación de desempeños, en medio de estos desafíos, ha sido una opción, varios autores han realizado estudios para verificar su validez, pero todo queda limitado sólo a casos particulares. Según Wolf (1995), algunas críticas a la evaluación basada en el desempeño reside en que la validez se logra a expensas de la confiabilidad. Por el contrario, para Linn, Baker & Dunbar (1991), la evaluación basada en el desempeño logra validez con las dimensiones de consecuencias, imparcialidad, transferencia, cobertura de contenido, complejidad cognitiva, significatividad, juicio, costo y eficiencia, sin embargo es muy difícil asegurar la confiabilidad de la evaluación. Gipps (1995), afirma que para propósitos de contextos pequeños, la confiabilidad de esta evaluación es un problema menor, no así para poblaciones mayores. Para Schurr (1999), una desventaja de este tipo de evaluación es la dificultad de obtener consistencia en sus resultados, lograr cuantificarlos, obtener su objetividad o estandarización. Reeves & Okay (1996), critican que este tipo de evaluación no permite generalizar ni realizar comparaciones, sin embargo indican que, el fundamento a sostener debería ser la no replicabilidad, que se busque un aprendizaje situado dentro de un contexto del mundo real, donde la generalidad es de escasa relevancia; apoyan este sentido, considerando que las necesidades de la evaluación pueden ser percibidas de un modo más funcional y validado, más que por su estabilidad como instrumento, por su real utilidad en el mundo real. (Herrington & Herrington, 1998).

Indagar desde la complejidad, sobre aspectos de la evaluación de aprendizajes cognitivos en aulas virtuales abiertas, propias de la web 2.0, ofrece la posibilidad de explorar sobre este tema desde una mirada emergente, tratando de dar respuesta a las demandas de la pedagogía aplicada actual.

Comunidades Virtuales y Periodismo Ciudadano

Un ejemplo muy reciente de comunidad virtual está dada en el área del fortalecimiento civil, que implícitamente indica Putmam, al tomar como protagonista a la ciudadanía, (Woolgar, 2005), una de éstas comunidades virtuales son las del Periodismo Ciudadano.

Algunas palabras claves que caracterizan al Periodismo Ciudadano son empoderamiento del ciudadano, transversalidad, sentido democrático, respeto mutuo, civismo, concreción, solidaridad, periodismo propositivo, invención de futuro, autoconfianza, generosidad, talentos, aprendizaje del nosotros, atisbar, alarmar, alertar, organizar, generación de cultura, en su mayoría, conceptualizaciones opuestas a las desconfianza y entusiasmo acrítico inicial de los medios virtuales señalado por Kitchin (1998) y Gauntlett (2000). (Calderón, Vol. I, 2003; OhmyNews, 1999; El Pensamiento 2005; Periodismo Público América Latina, 2005; Igooh, 2006; Periodismo Ciudadano, 2006; El País, 2007).

Profundizando en la visión del periodismo ciudadano y concordante con sus cimientos, son la relación de (in)equidad e innovación en la red que describe Yehezkel Dror, las opciones para incrementar la innovación, "más allá del mal comprendido núcleo de la 'creatividad' - que incluye imaginación, originalidad, curiosidad, 'pensamiento salvaje', etc. -, se pueden identificar algunos factores útiles como: apoyo e incentivos grupales a la innovación; libertad de pensamiento y acción para determinadas personas, incluso líderes; actitudes experimentadas hacia la realidad, incluso la apertura mental en relación con las propias creencias; estimulación interdisciplinaria y de experiencias múltiples; acceso a todo conocimiento y dato disponible; recursos dispersos, manejo tolerante de los fracasos, y más". (Calderón, Vol. I, 2003).

Interesante es el planteamiento de Michael Polanyi respecto a la innovación para facilitar la expresión y emergencia de lo mucho que sabemos sin saber decirlo, el conocimiento tácito, Los ámbitos donde los conocimientos explícitos (educación formal), y conocimiento tácito se integran y fertilizan mutuamente son aquellos donde la gente con saberes pertinentes y diversos interactúa en la búsqueda de soluciones a problemas. Arocena & Sutz han definido estos espacios como "espacios interactivos de aprendizaje" en donde se aplica, intercambia, busca y se crea. (Calderón, Vol. I, 2003).

Castells (2001), por su parte indica que “las identidades autónomas, nacidas externamente a la organización red, oponen su ser, sus creencias y su legado, son movimientos sociales y proyectos culturales, construidos en torno a la identidad de resistencia, requiere una larga marcha para que se transformen en identidades de proyecto, que brotan de los valores alimentados en las comunas”, visión conveniente de extrapolar y cuestionar al sentido de una comunidad virtual, que nace de lo virtual y se inspira en lo real, o quizás nace de lo real para fortalecerse de lo virtual.

McLuhan señala que el hipertexto "reconstituye, en todos los niveles de la experiencia social, las condiciones y necesidades de diálogo y participación". En este misma línea, al leer a Drucker, su firmeza es explícita al expresar que la actual sociedad “controla la producción del saber, su recurso económico, apoyada por la revolución de la información”, que “el recurso básico son personas que trabajan con información e información que actúa sobre personas”,"de la organización basada en la información, se ha de llegar a la organización basada en la responsabilidad". (Joyanes, 1997).

Vicente Mosco señala, sobre democracia e informática, "democracia es la participación pública más completa en las decisiones que afectan a nuestras vidas", idea de la cual se deduce el concepto de participación e igualdad y el carácter público de la democracia. A pesar de ello, “la democracia tiene problemas políticos y técnicos imposibles de resolver”, "¿todo ciudadano tendrá derecho a ser tanto productor como consumidor, es decir, lanzar a la red su propia información?". (Joyanes, 1997). Otra mirada se presenta sobre lo social y cultural, sobre el sentido democrático; el ciberespacio provocará la "limitación del poder de los gobiernos, las naciones serán más uniformes a nivel internacional y más diferenciadas en el interior" (Joyanes, 1997).

Respecto a la generación de movimientos e Internet un hallazgo relevante que se menciona es: "El papel de Internet como herramienta de comunicación adquiere toda su importancia en la medida que se vincula con otros espacios comunicacionales, donde la relación cara a cara es importante y donde se tejen relaciones de confianza y se establecen compromisos conjuntos". (Calderón, Vol. II, 2003).

En lo particular, duda Calderón al expresar sobre los ciudadanos de Chile en la in-conclusión: "se plantean un camino y no sé tampoco cuán ausente puede seguir la sociedad. Hay una fuerte tendencia a la individualización". Desde la visión estado-sociedad, Castells afirma "la idea de un Chile identitario es una idea contradictoria" (Calderón, Vol. II, 2003).

Sentido de la Indagación

En el ámbito de la Cibercultura, la Cultura, Sociedad y Comunicación Digital, las comunidades virtuales son su objeto de estudio. Se comprende por cibercultura “la producción, la distribución y la recepción de productos culturales en línea, pero también el conjunto de usos sociales de Internet, su apropiación, resignificación y reconfiguración por parte de los diferentes actores sociales”. La cibercultura estudia la “producción, distribución y recepción -pasiva o interactiva- de obras artísticas y literarias en línea, como a la convergencia de los medios de comunicación social a Internet -prensa, radio, cine, televisión-, como también a las culturas que emergen de la interacción social en la red -comunidades virtuales, sociabilidad en línea-”. En cuanto “a las transformaciones de las prácticas sociales -profesionales, laborales, productivas, educativas, políticas, de ocio, de consumo- y de los modelos de relación y de construcción de las identidades”, se enfatiza en los procesos y productos, procesos y productos que se circunscriben dentro y fuera de la red; procesos y productos son “los usos y apropiaciones que los diferentes actores sociales hacen de Internet dentro de los contextos culturales más amplios en los cuales se inscriben estas prácticas, las cuales contribuyen a formar”. (Vayreda, 2008). La presente investigación está referida al ámbito de los “procesos” de una comunidad virtual del periodismo ciudadano, específicamente, al proceso previo a la reacción de lectores respecto de las notas publicadas.

Esta indagación espera realizar una aproximación descriptiva de una comunidad virtual en cuanto a identidad y la relación que mantiene con el entorno real cercano, espera inferir sobre la validez de sistemas de evaluación de los aprendizajes aplicados en sistemas abiertos basados en la web 2.0, y responder a la pregunta si la dinámica subyacente en comunidades virtuales obedece a patrones dinámicos caóticos, persistentes o azarosos.

Los objetivos por tanto son, describir el sentido de identidad y la relación realidad-virtualidad de la Comunidad Observatodo, validar la evaluación de aprendizajes de Alumnos Universitarios Corresponsales del Observatodo, y desde la complejidad, definir el tipo de comportamiento humano en esta comunidad virtual del periodismo ciudadano. En si mismo, el estudio propone, además, nuevas metodologías de indagación científica.

Con este propósito se estudian los Diarios Ciudadanos de Chile instalados por la Fundación MERCATOR en su proceso de fortalecimiento democrático y participación ciudadana a través de medios virtuales interactivos. Además del sentido político, económico y social que conlleva, y considerando el crecimiento, estabilidad del medio y los efectos que ha provocado en el país y el extranjero, la iniciativa de MERCATOR ofrece un potencial nicho y nodo de estudio por su trascendencia y por la eventual generación de aportes hacia la comprensión de modelos de comportamiento virtual-real de ciudadanos en temas de e-learning, sociedad y cultura en ésta, nuestra sociedad emergente. (Diarios Ciudadanos, 2007; Fundación Mercator, 2005).

METODOLOGÍA

Participantes

La muestra está formada por un total de 279 (100%) sujetos que participan en El Observatodo (http://www.elobservatodo.cl/) durante los 10 primeros meses de desarrollo de esta comunidad virtual, de ellos, 251 son Corresponsales (90,32%), 22 personas son parte del Equipo (7,89%), y 6 sujetos son cualificados como Observatodo (1,79%), este último concepto considera a personas naturales y/o jurídicas que no entregan su identidad como persona natural. Los Corresponsales son estudiantes, dueñas de casa, empleados de servicios públicos, trabajadores de la agricultura, minería, turismo, profesionales, técnicos, psicólogos, periodistas, abogados, senadores. Los Alumnos Universitarios Corresponsales considerados en esta indagación son 57 personas, de las cuales 13 son del área de Derecho y 44 son del área de Educación de dos universidades privadas de la Región de Coquimbo, Chile.

Los Corresponsales, luego de conocer el sentido del periodismo ciudadano y voluntariamente acceder a este rol, en su mayoría son capacitados en el uso de la plataforma, incorporados a la base de datos del sistema, para posteriormente recibir nombre de usuario y contraseña, y comenzar a editar notas de su interés, notas que son recibidas por el Equipo para su edición gráfica y publicación. En este trabajo se utiliza el concepto de Corresponsal sólo como una forma de dejar un registro histórico de las implicancias del proceso de gestación de este nueva forma y modo de comunicación e información ciudadana, Corresponsales que actualmente son llamados Reporteros Ciudadanos.

Los Alumnos Universitarios Corresponsales considerados en el estudio forman dos grupos, el grupo de la carrera de Derecho que tiene Participación Condicionada a Evaluación en una asignatura del plan de estudios durante un semestre (Grupo PCE), y el grupo de Educación que tiene Participación No Condicionada a Evaluación en asignaturas del plan de estudios durante el mismo semestre (Grupo PNCE). El sentido de condición sólo está basado en publicar, indistintamente de los temas de interés de cada alumno.

Diseño, Instrumento y Procedimientos

El estudio de tipo exploratorio, cualitativo, descriptivo longitudinal, ha recogido los datos del sitio web del diario digital en su período inicial, desde el 1º de Agosto del 2006 al 31 de Mayo del 2007, lo que suma 10 meses, equivalente a 304 días. Dicha obtención de datos se realiza hasta el día 07 de Diciembre de 2007, con los cuales se crean registros para describir y analizar la dinámica subyacente desde una perspectiva temporal.

Las técnicas cualitativas utilizadas son los procedimientos comunes de los análisis complejos, ellas permiten definir la dinámica compleja de grupos. Se aplican análisis de series temporales a cuatro procedimientos gráficos, con los cuales se obtienen frecuencias absolutas y relativas para estimar el comportamiento humano. Murillo (1994), en forma simple proyecta el valor de trabajar con series temporales, con ellas se pueden analizar "elementos inapreciables, no explicados por causa, la conducta impredecible de los sujetos, pequeños acontecimientos que tienen influencia no destacables".

Específicamente las Técnicas Análisis de Dinámicas Complejas, sus Procedimientos Gráficos, son:

1. Atractor. El patrón dinámico del comportamiento del sistema, se conserva en los mapas de retardo, gráficas no lineales, y éstos se construyen con dos indicadores, LAG, “Valor de retardo apropiado, AMI (Average Mutual Information)” y el espacio dimensional, dimensión de incrustamiento (embedding dimensión)”.

2. La representación gráfica del atractor subyacente a la dinámica gracias a la utilización del Espacio de Fases.

3. Gráficos de Recurrencia.

4. Función de Correlación. (Navarro et al., 2007; Heath, 2000; Solé & Manrubia, 1996).

Para aplicar dichas técnicas cualitativas se preparan bases de datos en series temporales, a efectos de esta exploración, éstas se crean leyendo los datos cuantitativos de cada nota editada por los sujetos en la plataforma del diario virtual. Con el fin de brindar mayor confiabilidad en los datos, se realiza la escritura de datos leyendo las notas a través del calendario del periódico, en una segunda instancia se verifican y corrigen los datos registrados leyendo en forma secuencial, nota a nota. El instrumento de recogida de datos, por tanto, es el sitio web del periódico ciudadano El Observatodo (http://www.elobservatodo.cl/).

La base de datos se crea en Microsoft Excel 2003, el tratamiento de datos y los análisis en Visual Recurrence Análisis (VRA v. 5.01) y Minitab v. 15. Se seleccionan para los análisis sólo las notas que indican fechas de publicación, de 3208 notas (100%) queda para el estudio una muestra de 2782 notas con fecha de publicación (86.7%), de las cuáles 129 notas (4,6 %) son editadas por los Alumnos Universitarios considerados en el estudio.

La base de datos inicial es organizada en registros diarios de la cual derivan 304 series temporales con las variables para el estudio. De cada nota creada por los sujetos del estudio se ingresa al sistema información para 23 variables; el tipo de datos es numérico, se indica con el valor 1 presencia de la variable y con el valor 0, ausencia de la variable, para otras variables el dato es numérico continuo. Para validación de la evaluación de aprendizajes se consideran 6 variables. El enriquecimiento de los análisis de la dinámica de la comunidad virtual se lleva a cabo agrupando las diversas variables de acuerdo a conceptos afines y al diseño preestablecido en la plataforma. (Ver Cuadro 1).

Análisis

Luego de ingresar datos a las planillas electrónicas, generar y depurar las bases de datos y las series temporales, se procede a realizar la prueba de confiabilidad de los datos con el Alpha de Cronbach y la prueba de Kolmogorov-Smirnov para evaluar si variables se comportan normalmente. Sobre esta última, Viedma (1972), indica "cuando el valor máximo calculado de K-S es menor que el valor p, valor crítico, se acepta la hipótesis de normalidad con el nivel de confianza 95%, nivel de significancia, 5%".

Posteriormente se realiza el análisis estadístico descriptivo que para efectos de análisis complejos toma especial relevancia la desviación estándar, Navarro et al. (2007) informan que “un valor alto es indicador de inestabilidad de los sistemas”. Se calcula luego, los porcentajes de sujetos y producción de notas.

A continuación son analizadas las series temporales en VRA, dejando para el estudio sólo las variables que el sistema arroja como válidas, exceptuando las no válidas.

Se procede luego, a realizar el análisis cualitativo del comportamiento de la Comunidad Observatodo y de Alumnos Universitarios considerados en este trabajo exploratorio, análisis basado en las técnicas propias de sistemas complejos para definir el tipo de dinámica compleja subyacente, la cual puede ser Dinámica Persistente (L), Dinámica Caótica (NL) o Dinámica Azarosa (R).

De acuerdo a los resultados del análisis gráfico, se calcula la frecuencia absoluta de cada variable y la frecuencia relativa de ellas en relación a la muestra de estudio con el fin de responder a la descripción de identidad y realidad-virtualidad.

El análisis de los elementos de evaluación del aprendizaje de Alumnos Universitarios se realiza en base a cálculos de correlaciones no paramétricas para comparar entre ambos grupos - PCE y PNCE – y validar la evaluación de aprendizajes de modo externo. Además de inferir sobre el grado de asociación entre variables a través de las correlaciones, éstas permiten entregar antecedentes sobre las dinámicas complejas, “las correlaciones altas positivas son propias de las dinámicas persistentes, las correlaciones cercanas a cero caracterizan las dinámicas azarosas y las correlaciones altas negativas son distintivas de dinámicas caóticas”. (Quezada, 2006). Las variables consideradas sólo para el Grupo PCE son EVAL PARC y EVAL FINAL. Las variables consideradas para ambos grupos son PUBAL, LECTAL, COMTAL, t’ CORRES. (Ver Cuadro 1).


RESULTADOS

La confiabilidad de los datos para la Comunidad Observatodo con 23 Variables y 304 series temporales es de Alpha de Cronbach=0.8820 y para Alumnos Universitarios con 15 variables es de Alpha de Cronbach=0.8906.












DISCUSION

Con tranquilidad se puede abordar la discusión de los resultados debido a la aceptable confiabilidad de los datos (Comunidad Observatodo α=0.8820 y Alumnos Universitarios α=0.8906). Del mismo modo, la estadística descriptiva da cuenta de una comunidad virtual que no responde a parámetros normales de distribución y cuya inestabilidad como grupo es alta, basado dichos criterios en lo que informan Viedma (1972) y Navarro et al. (2007). Consecuentemente analizar esta muestra de estudio desde una perspectiva temporal, desde la complejidad y el análisis no paramétrico, toma buen significado (Murillo, 1994). (Ver Tabla 1 y 2).

Ahora bien, yendo a los objetivos planteados para el estudio, interesante es discutir el resultado sobre las dinámicas complejas que subyacen en la Comunidad El Observatodo, el comportamiento humano responde al azar, sin embargo el comportamiento humano de Alumnos Universitarios responde a una dinámica persistente, con determinismo lineal, a pesar que se brinda libertad de acción en cuanto a la edición de notas. (Ver Tabla 5). La dinámica azarosa de la Comunidad Observatodo revela lo impredecible e inestable de los afanes e inquietudes de los autores de notas. Esta libertad parece estar íntimamente ligada con la relación realidad-virtualidad en que se sumergen sus creadores, “lo virtual es una fuerza, es energía, impulso real y activo” por medio de lo cual la creatividad les empodera. (Arrieta & Navarro, 2007; Ceja, 2007; Joyanes, 1997; Navarro, 2007; Navarro et al., 2007, Heath, 2000; Quezada, 2006). (Ver Gráfico 3 y Tabla 5).

Respondiendo a Joyanes (1997), sobre si “¿se puede dirigir, controlar y hacer que redunden en beneficio de toda la sociedad el desarrollo de las tecnologías de la información?”, efectivamente si, 10 años más tarde se podría decir que la emergencia de la web social redunda en beneficio de los entornos cercanos, pero parece escasamente posible controlar el sentido y dirección de tales beneficios, para este caso, a pesar que el periódico posee Equipo Editorial, está presente la incertidumbre tan propia de lo aleatorio.

En cuanto a la dinámica persistente del grupo de Alumnos Universitarios, del Grupo PCE se deduce que su condicionamiento en la participación limita su expresión, posterior al período de estudios, un semestre académico, no hay publicaciones de parte de ellos. En el Grupo PNCE, el no condicionamiento permite una permanencia de mayor tiempo en la comunidad virtual, pero finalmente, hay deserción posiblemente debido a la ausencia de sentido de grupo y la participación a corto plazo inmersa en un grupo pequeño (Vayreda & Ardèvol, 2007). Se podría inferir entonces que, grupos condicionados y no condicionados son estables y predecibles independiente del condicionamiento, se mantenga o no se mantenga el control, luego se desintegran, podría influir en esto la imagen de autoridad docente presente ante la eventual participación en la comunidad virtual. (Ver Gráfico 1, 2 y 3). En este sentido, se sugiere nuevos estudios, puesto que el análisis comparativo de las dinámicas complejas entre ambos grupos, Grupo PCE (sujetos n=13) y Grupo PNCE (sujetos n=44), la muestra es pequeña, tampoco mide el efecto de la presencia docente como elemento condicionador.

En el plano conceptual, que la comunidad virtual responda al azar cobra bastante interés, ya que, por un lado no existe un mayor respaldo teórico para comprender dicha dinámica compleja (Mandelbrot, 1997, 2006); por otro lado, se abren infinitas posibilidades para la valoración, interpretación y comprensión del sentido que posee un sistema aleatorio, más aún en el comportamiento humano, valoración dada por el sentido de la creatividad, lo imprevisible, lo incierto. Aunque la comunidad virtual fue convocada, no había líneas editoriales definidas, no había un determinismo lineal, se daba una “carencia de una meta precisa”, este azar le ha otorgado un protagonismo al sujeto, al Corresponsal “visionario creativo”, quien impulsa desde lo individual una acción colectiva (Briggs & Peat, 2005).

Nuevos estudios podrían medir el comportamiento en meses siguientes u otras instancias, para verificar si el comportamiento aleatorio responde al entusiasmo de lo nuevo, o es un comportamiento permanente.

Llegar a confirmar que El Observatodo responde al azar, empodera, lo cual no alude a vacío, este empoderamiento “está sometido a las auto-ligaduras de la geometría del espacioMandelbrot (1997), hay lazos con la tecnología, la comunicación y la información, hay ligaduras entre las personas y las demandas del entorno, las relaciones interpersonales, relaciones de grupo y entidades.

Desde otro punto matiz, las variables analizadas de modo individual y luego agrupadas, permiten realizar un acercamiento hacia las ideas de Identidad y relación Realidad-Virtualidad de la comunidad El Observatodo con y hacia su entorno.

De acuerdo a la literatura y al estudio realizado, se podría afirmar que El Observatodo presenta un sentido moderadamente Identitario ya que, contrario a lo planteado por Baym (Jones, 2003), hay presencia de anonimato, además su origen no es espontáneo (Kollock, 1999). Si embargo, el periodismo ciudadano rompe el mito de la individualización, para integrarse desde ella, hacia un sentido colectivo de comunidad real-virtual que interviene activamente en la mejora de sus entornos, proceso contrario a las vacilaciones de Castells y Calderón (2003). (Ver Tabla 3).

Otros elementos del sentido Identitario de una comunidad virtual están presentes en el estudio, como la producción, permanencia, relación realidad-virtualidad, el abordar proactivamente temáticas diversas, énfasis a lo local y menos a lo internacional Es posible comprender, por los temas de mayor interés en la producción de notas, que la Identidad obedece a un sentido contingente más que un sentido romántico. (Castells, 2000; Duval, 1999; Burkhalter 1999). (Ver Tabla 3 y 4).

Desde la dualidad realidad-virtualidad, concordante con los resultados obtenidos, es lo que plantea Joyanes (1997) cuando señala que “... se produce una distribución nueva de los ámbitos públicos y privados". Desde el periodismo ciudadano, la afirmación de la redistribución de los ámbitos públicos y privados es cierta, la presencia de ellos es parte esencial de este nuevo modelo de comunicación e información, presencia dada desde el mundo civil al estatal, y desde el mundo estatal al civil. Concordante son los análisis de resultados del periodismo ciudadano con la postura de Nettletlon et al, y Wittel et al., quienes postulan la conectividad y vínculo estrecho entre lo real y virtual, esto evidente en las temáticas de interés publicadas. (Ver Tabla 4).

En cuanto a la validación de la evaluación de los aprendizajes, se confirma una vez más lo informado en otras mediciones, no es posible, lograr la validez externa de la evaluación de los aprendizajes, ante lo cual queda por vislumbrar nuevas formas de evaluar, formas pertinentes a los cambios y demandas de la sociedad; se evalúa a la luz de paradigmas en retirada, y la sociedad nos exige adecuar dichos sistemas a lo contingente. (Herrington & Herrington, 1998). Oportunas son las propuestas de Reeves & Okay (1996), cuando señalan que es necesario evaluar de modo más funcional, evaluar según la utilidad en el mundo real. La propuesta de este estudio se encamina en este sentido, posiblemente el método de medición no sea el más certero, ni el método estadístico sea la herramienta verificadora más adecuada para cerciorarnos de los nuevos saberes de los alumnos, pero sí hay certeza altamente significativa del impacto de una nota en la sociedad civil y su incidencia, y éstos podrían ser futuros indicadores del aprender. (Ver Tabla 6 y 7).

Los hallazgos de este estudio permiten responder la interrogante de Woolgar (2005): "¿Está favoreciendo Internet el desarrollo de nuevas comunidades, comunidades virtuales, o, por el contrario, induce al aislamiento personal, cortando los vínculos de las personas con la sociedad y, en último término, con su mundo real?", "... todavía no está claro cuánta sociabilidad se desarrolla en estas redes electrónicas y cuáles son los efectos culturales de esta nueva forma de sociabilidad”.

Oportuno, desde el punto de vista metodológico es el llamado de Castells (2000), en el sentido que otras perspectivas permiten indagar con mayor precisión sobre las comunidades virtuales. En este escenario, el cuestionar y re-pensar el mundo virtual con una mirada de mundo multidimensional, nos podría acercar a comprender a quiénes no están presentes, "los no-usuarios”, podríamos ir más allá de este grupo de “la linealidad productor-texto-lector”, nos permitiría ir poco a poco hacia quienes permanecen en otra dimensión, en otro plano, en las redes reales descontinuadas, y el periodismo ciudadano, nos ofrece esta opción.

CONCLUSIONES

El presente estudio exploratorio permite afirmar que:

- La dinámica de comportamiento de la comunidad virtual del periodismo ciudadano El Observatodo, en su proceso interno, obedece al azar.

- El proceso interno identitario de la comunidad virtual del periodismo ciudadano El Observatodo es manifiesto en la mayor parte de sus características: creación, participación activa, formación de un colectivo, organización, incertidumbre, producción, visión modernista. El proceso interno identitario de la comunidad virtual del periodismo ciudadano presenta, en cierta medida, debilidades como el anonimato y un origen no espontáneo.

- La relación realidad – virtualidad en la comunidad virtual del periodismo ciudadano El Observatodo es estrecha, están fusionados dichos entornos de tal forma que el acercamiento entre ambos no tiene mayores fronteras.

- La validación externa de la evaluación de los aprendizajes de Alumnos Universitarios Corresponsales de la comunidad virtual del periodismo ciudadano El Observatodo, de modo tradicional, no se ha logrado. Es necesario crear nuevos indicadores de medición de los saberes y nuevos métodos para su verificación, acorde a la sociedad emergente.

- La ciencia y la interpretación del mundo natural y humano no puede ser tomado de modo reduccionista, “el universo no es una identidad, todas las partículas no se reducen a una. Si tenemos identidad, no tenemos flecha de tiempo, y sin embargo, esta flecha existe, ... hay que encarar la naturaleza como una telaraña dinámica y cambiante ... ". (Prigogine).


BIBLIOGRAFÍA

Arrieta, C.; Navarro, J. (2007). Caos determinista en el comportamiento organizativo: el caso de la motivación en el trabajo. Psicología social: un encuentro de perspectivas. Volumen II. Editado por Asociación de Profesionales de Psicología Social. Guillén, C. L.; Guil, R. Cádiz. España.

Briggs, J.; Peat, D. (2005). Espejo y reflejo del caos. Del caos al orden. Grijalbo. Barcelona. Cuarta Edición.

Calderón, F. (2003). ¿Es sostenible la globalización en América Latina? Debates con Manuel Castells. Volumen I. La globalización y América Latina: Asignaturas pendientes. Fondo de Cultura Económica. Santiago. Chile. Primera Edición.

Calderón, F. (2003). ¿Es sostenible la globalización en América Latina? Debates con Manuel Castells. Volumen II. Nación y cultura, América Latina en la era de la información. Fondo de Cultura Económica. Santiago. Chile. Primera Edición.

Castells, M. (2000). La era de la información. Economía, Sociedad y Cultura. Volumen I: La sociedad red.. Alianza Editorial. Madrid. Segunda Edición.

Castells, M. (2001). La era de la información. Economía, Sociedad y Cultura. Volumen III: Fin del milenio. Alianza Editorial. Madrid. Tercera Edición.

Ceja, L. (2007). Flujo en el trabajo: una perspectiva de estudio desde la complejidad. Psicología social: un encuentro de perspectivas. Volumen II. Editado por Asociación de Profesionales de Psicología Social. Guillén, C. L.; Guil, R. Cádiz. España.

Diarios Ciudadanos. (2007). www.diariosciudadanos.cl [22 Enero, 2008]

Diegoli, S. El comportamiento de los grupos pequeños de trabajo bajo la perspectiva de la complejidad: Modelos descriptivos y estudio de casos. Tesis Doctoral. Departamento de Psicología Social. Universidad de Barcelona. [22 Enero, 2008]

El País (2007). Yo, periodista. http://blogs.elpais.com/yoperiodista/ [22 Enero, 2008]

El Pensamiento (2005). Diario Ciudadano sin Horóscopo. http://www.elpensamiento.org/ [22 Enero, 2008]

Fundación Mercator. (2005). http://www.fundacionmercator.cl/ [22 Enero, 2008]

Heath, R. A. (2000). Nonlinear dynamcs. Techniques and applications in Psychology. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Assocs.

Henri, F. (2002). Telé-Université de Quebec. Publicado por Telé–Université. Sainte Foy. Material de Lectura Capacitación a Tutores Curso Funciones. Fundación Chile-MINEDUC.

Herrington, J. & Herrington, A. (1998). Evaluación Auténtica y Multimedia. De qué manera los estudiantes responden a un modelo de evaluación auténtica. Higher Education Research and Development. Vol. 17. N° 3.

Igooh. (2006). Donde vos contás la realidad. http://www.igooh.com.ar/ [22 Enero, 2008]

Jones, S. (2003). Cibersociedad 2.0. Editorial UOC. Barcelona. Primera Edición.

Joyanes, L. (1997). Cibersociedad. Los retos sociales ante un nuevo mundo digital. Mc Graw Hill. Madrid. Primera Edición.

Mandelbrot, B. (1997). La geometría fractal de la naturaleza.. Tusquets Editores. Barcelona. Primera Edición.

Mandelbrot, B. (2006). Los fractales. Forma, azar y dimensión. Tusquets Editores. Barcelona. Sexta Edición.

Murillo, C. (1994). Métodos estadísticos de series temporales. Aplicaciones sanitarias. SG Editores. Barcelona. Primera edición.

Navarro, J.; Arrieta, C.; Ballén, C. (2007). An approach to the study of dynamics of work motivation using the diary method. Nonlinear Dynamics, Psychology, and Life Sciences, Vol. 11, No. 4, pp. 473-498. Society for Chaos Theory in Psychology & Life Sciences.

Navarro, J. (2007). Dinámicas no lineales: algunas técnicas de análisis y software libre. . Psicología social: un encuentro de perspectivas. Volumen II. Editado por Asociación de Profesionales de Psicología Social. Guillén, C. L.; Guil, R. Cádiz. España.

OhmyNews. (1999). Citizen Journalism. Theory and Practice. [22 Enero, 2008] http://english.ohmynews.com/english/eng_section_special.asp?article_class=19

Olfos, R. & Zulantay, H. (2007). Validity of a System of Authentic Evaluation for a Web-based Course. ETS Journal. http://www.ifets.info/index.php?http://www.ifets.info/abstract.php?art_id=803 [29 Marzo, 2008]

Periodismo Ciudadano. (2006). http://periodismociudadano.com/ [22 Enero, 2008]

Periodismo Público América Latina. (2005). http://periodismopublicoamlat.blogspot.com/ [22 Enero, 2008]

Quezada, A. (2006). Fractales y opinión pública: una aplicación del exponente de Hurst al estudio de la dinámica de la identificación ideológica. Tesis Doctoral. Universidad de Barcelona. http://www.tesisenxarxa.net/TDX-0417107-091328/index.html [13 Noviembre, 2007]

Sánchez, J. (1999). Construyendo y aprendiendo con el computador. Proyecto Enlaces. Universidad de Chile.

Solé, R. V.; Manrubia S. C. (1996). Orden y caos en sistemas complejos. Ediciones UPC, Barcelona. Primera edición.

Smith, M. A.; Kollock, P. (2003). Comunidades en el ciberespacio. Editoral UOC. Barcelona. Primera Edición.

Vayreda A.; Ardèvol E. (2007). Comunitats virtuals. Recursos de Asignatura Programa Doctorado. Universidad Abierta de Cataluña.

Vayreda A. (2008). Cultura, Sociedad y Comunicación Digital. Recursos de Asignatura Programa Doctorado. Universidad Abierta de Cataluña.

Viedma, J. A. (1972). Métodos estadísticos. Fundamentos y aplicaciones. Ediciones del Castillo S.A., Madrid. Primera edición.

Woolgar, S. (2005). ¿Sociedad virtual? Tecnología, cibérbole, realidad. Barcelona. Editorial UOC.


|

Comentarios

Comentarios recientes

Cerrar